Consejos para cocinar pescado

El pescado es una de las carnes más deliciosas, siempre y cuando se la sepa preparar. Además, es una incorporación obligada en las dietas sanas y equilibradas, gracias a su aporte de nutrientes que pueden suplir el consumo de carnes con más grasa, y de los ácidos grasos Omega 3. El pescado reduce la presión arterial y disminuye notablemente el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, y con estos trucos empezaremos a conocer un poco las técnicas para cocinarlo sabroso y que toda la familia quiera probar un poco.

La elección de piezas

Cuando estamos en la pescadería, hay tres parámetros a considerar para elegir un buen pescado: ojos, piel y escamas. Los ojos tienen que ser esféricos, trasparentes y brillantes. La piel debe verse firme, pero no estar tiesa, de lo contrario estamos ante un pescado que no es fresco. Debe tener abundantes escamas, y su aspecto debe ser brillante. Si las escamas están sueltas, optaremos por otra pieza.

Para confirmar la calidad de la piel, debemos percibir el punto de retorno. Es decir, al hundir un dedo en la carne del pescado, debe volver a su lugar de forma inmediata. Si el pescado ya está en una etapa de descomposición, notaremos un tono amarillento.

El pescado y el congelador

No es recomendable comprar grandes cantidades de pescado para conservar. La mejor manera de consumirlo es fresco y en el día, o a los dos días como mucho. Si no hay otra opción, el pescado se puede congelar después de lavarlo y distribuirlo en porciones. Puede guardarse hasta dos meses, como máximo. Para un buen proceso de descongelado, vamos a bajarlo a la heladera 24 horas antes y dejar que se descongele en el frío de la heladera.

¿Qué pescado comprar según la época del año?

Si bien existen países donde no hay complicaciones para conseguir pescados de cualquier tipo y en cualquier momento del año, hay recomendaciones que te pueden servir como guía. En invierno, optamos por el salmón rosado; en verano hay bonitos, truchas y peces limón; en otoño abunda el lenguado; y en verano el atún rojo.

Los métodos de cocción

La forma en la que preparamos el pescado puede influir mucho en su sabor y en las variantes y recetas disponibles. Por eso, es importante prestar atención al tipo de platillo que vamos a preparar y la manera en la que cada pescado sale más sabroso. Por ejemplo, si vas a cocinar un pescado a la plancha o a la parilla, necesitas que sea de piel firme ya que resiste mejor la cocción. Recomendamos salmón rosado, salmón blanco o mero. Para pescados fritos, mejor una merluza o una brótola.

Condimentos indispensables en tu receta de pescado

La receta de pescado en casa no puede prescindir de algunos ingredientes que le dan un sabor único. Siempre ten a mano perejil fresco, limón, eneldo, tomillo, un poco de sal, y algunas hierbas orientales. Si incorporas esto en tus preparaciones, el pescado será una delicia que no podrán dejar de disfrutar tus comensales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here