Souflé de Calabaza, cómo prepararlo

0

Cocinar bien es un arte. Y más aún si tienes que hacerlo para toda la familia. Y ni que hablar si tienes invitados en tu casa a los que quieres agasajar. A Veces, por querer ofrecerles el mejor plato de comida, nos complicamos más de la cuenta y terminamos eligiendo comidas que requieren una elaboración enorme, mucha atención al detalle y que por eso mismo, no siempre acaban de la mejor manera.

Este, por lo tanto, no es el caso. Hoy te mostraremos que se puede cocinar rico, agasajar a tu familia y amigos con una comida sencilla pero deliciosa. Sin más preámbulos, te enseñaremos cómo hacer un exquisito souflé de calabaza y queso cremoso. Es una comida altamente nutritiva y liviana, ideal para comer en invierno y preferentemente para el almuerzo. Su preparación no te llevará más que unos cuantos minutos. Y recuerda que para ello no es necesaria demasiada preparación e ingredientes. ¿Qué esperas? ¡Toma nota!

Los ingredientes que vas a necesitar son:

  • 1/2 kg de calabaza cortada a dados.
  • Una cucharada de manteca.
  • 4 huevos, sal, pimienta, nuez moscada.
  • 2 cucharadas grandes soperas de queso cremoso tipo Filadelphia.
  • Un poco de queso rallado.

Lo primero que debes hacer es cocer en el microondas u horno eléctrico (también lo puedes hacer en una olla) la calabaza durante 4 minutos a máxima potencia, hasta que esté blanda. Luego la pisarás con un tenedor, y vas a colocarla en un bol junto con la manteca. Mezcla bien y ponle sal a gusto, al igual que la pimienta y la nuez moscada.

A continuación, añadirás las yemas de los huevos, asegurándote de mezclar bien todo el contenido y por último agregarás el queso crema, para que acabe emulsionándose todo.

Luego, precalienta el horno a 200°C. Ten en cuenta de engrasar bien los bordes de los moldes y la base, para evitar que tu mezcla se pegue. Allí serviremos nuestro souflé una vez esté listo.

Por último, vas a poner las claras a punto de nieve duras, y a mezclar con la masa de la calabaza y huevo. Haz esto con mucho cuidado, para que no se pierda aire y tampoco se quede grumoso o con una consistencia extraña.

Ahora sirve en cada molde y ponle por encima el queso rallado. Debes dejar cocer los souflés hasta que éstos suban y estén dorados, aproximadamente unos 10 a 12 minutos. Tienes que servirlo inmediatamente, para que se puedan degustar bien calientes.

Claramente esta no es una receta navideña, pero puede servirse perfectamente en festividades y es ideal para comer en invierno y reunido con parientes y amigos. Es perfecta para compartir un buen momento de felicidad.

Además, es una receta muy liviana y fácil de preparar, que no demanda demasiada cocción y fundamentalmente es muy sana. La calabaza tiene nutrientes muy importantes no solo para los niños, sino también para los adultos. Puedes ingeniártela y agregarle a esta receta zanahorias u otro tipo de verduras. ¡Sé creativo, este souflé te lo va a permitir!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here