La mejor receta para hacer pollo al horno con patatas

Hay una receta con la que nunca se falla y es la del pollo al horno con papas pues gusta tanto a mayores como pequeños, incluso a vegetarianos porque si no quieren comer la carne, siempre se pueden comer las patas que quedan riquísimas.

Si te apetece triunfar en cualquier evento, no puedes dejar de hacer esa comida tan clásica y rica por ello hoy vamos a ver algunos trucos para que nos salga el pollo perfecto.

pollo-horno-patatas

Trucos para hacer pollo al horno con patatas:

El pollo:

Si quieres un pollo de calidad tienes que huir de los grandes almacenes y acudir al carnicero de toda la vida, estos suelen tener mejor calidad, también un poco más caro, pero el sabor es mucho mejor.

El aderezo:

Con sal y pimienta el pollo queda rico y gusta a todo el mundo. Es importante salpimentar bien por todas las zonas de la carne y si quieres innovar un poco también puedes usar especias como cilantro, comino en polvo, ajo, cebolla, chile rojo picado o incluso limón.

Evita que quede seco:

El pollo suele tener una carne muy seca, por ello antes de entrarlo en el honor es recomendable echarle por encima como un vasito de agua para que la carne quede más jugosa.

La piel crujiente:

Con esto hay que tener mucho control con el horno pues para ello cuando veamos que ya está casi listo para comer, le ponemos una temperatura más alta al horno hasta que quede doradito, pero cuidado con pasarte, a nadie le gusta el pollo echo carbón.

Receta de pollo al horno con patatas fácil:

Ingredientes que vamos a necesitar (4 personas):

  • 1 pollo entero o 4 muslos
  • 4 patatas medianas
  • Vaso de agua
  • 4 cebollas medianas
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta
  • Tomillo seco

Pasos a seguir para esta receta:

  1. Pelamos las patatas, las cortamos en rodajas finas o gruesas según te gustan, pero nunca más de 1 cm aproximadamente porque si no tardan mucho en hacerse. Las ponemos sobre la bandeja como base y añadimos la cebolla en tiras finas. Salpimentamos un poco.
  2. Ponemos los muslos o el pollo sobre las patatas, echamos por encima el agua y añadimos un chorrito de aceite de oliva virgen extra para que quede más jugoso. Salpimentamos y añadimos el tomillo.
  3. Entramos el pollo en el horno a 200ºC con calor arriba y abajo. Lo dejamos aproximadamente 30 minutos en el horno y después le damos la vuelta a los muslos o el pollo y lo dejamos otros 30 minutos por el otro lado, es decir, hasta que ambas partes queden doradas.
  4. Por último, solo tenemos que esperar a que se enfríe (cuidado con la bandeja al sacarla del horno pues quema mucho).
  5. Una vez que tenga una temperatura correcta es la hora de servirlo y degustarlo.

Si sigues estos pequeños trucos de cocina te quedará un pollo totalmente irresistible y todos tus invitados quedarán encantados. Además, es una receta muy económica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here