El sabor español, directo en tu mesa

0

Hoy te traemos un viaje gastronómico por España a ritmo de recetas tradicionales, para que podamos viajar al menos en gusto y alma por este país. Desde los guisos de Asturias y Galicia hasta las frituras del sur, pasando por los arroces de Levante o los asados de Castilla, España es un país para comérselo y hoy te la ponemos en bandeja para que puedas degustar estas delicias en el comedor de tu hogar.

Gambas al ajillo

Ingredientes

  • 250 g de gambas frescas
  • 8 dientes de ajo
  • 2 guindillas (pimiento picante, chile)
  • Una pizca de sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Instrucciones

Freímos los ajos y las guindillas y pelamos las gambas y reservamos. Pelamos los ajos y cortamos en rodajas.

En una sartén ponemos bastante aceite de oliva virgen extra, los ajos y las guindillas, dejamos que se cocinen a fuego medio. Es conveniente que el fuego esté suave ya que así daremos tiempo a que el aceite coja el sabor de las guindillas. Justo cuando los ajos comiencen a dorarse incorporamos las gambas y apagamos el fuego. Con el calor residual las gambas estarán hechas, no debemos dejar que se cocinen en exceso ya que corremos el riesgo de que se queden algo secas. Servimos enseguida, lo tradicional es hacerlo sobre una cazuelita de barro.

Paella valenciana

Ingredientes

  • Arroz bomba 1500gr
  • Pollo de corral 1
  • Conejo 0.5
  • Judía verde plana 500 g
  • Garrofó 500 g
  • Alcachofa opcional 6
  • Caracoles 500 g
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimentón dulce
  • Tomate triturado
  • Azafrán
  • Romero fresco
  • Sal

Instrucciones

En una paella cuanto más grande mejor, se sofríe en abundante aceite el pollo, el conejo, las judías, las alcachofas y los caracoles, sazonando con un poco de sal y pimentón hacia el final. Cuando esté bien dorado se añade el tomate triturado y se rehoga.

Con el sofrito listo se debe de añadir el agua. Las proporciones dependen mucho del fuego, del calor que haga, del grado de humedad y de lo grande que sea la paella, pero para comenzar, una buena proporción es la de añadir tres veces el volumen de agua que de arroz.

Subimos el fuego para que suba de potencia y se haga bien el caldo durante 25 o 30 minutos. Es un buen momento de echar el azafrán. En una paella cuanto más grande mejor, se sofríe en abundante aceite el pollo, el conejo, las judías, las alcachofas y los caracoles, sazonando con un poco de sal y pimentón hacia el final. Cuando esté bien dorado se añade el tomate triturado y se rehoga.Luego añadimos el arroz y lo distribuimos por la paella. Cocemos entre 17 y 20 minutos, aunque aquí el tiempo lo marca de nuevo el grano de arroz y la potencia del fuego, que debemos ir dejando consumirse. Tiene que quedar completamente seco y suelto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here