Trucos para unas milanesas deliciosas

La milanesa es uno de los platillos más deliciosos para el público argentino. Es un plato que incluso supera en popularidad a las empanadas y el asado, pero tiene numerosas variantes y trucos en su preparación. Por eso, hoy te contamos cómo se pueden conseguir las más deliciosas de manera fácil y rápida. Trucos para elegir la mejor carne, para que la marinada salga perfecta y para disfrutar de uno de los manjares de la cocina argentina.

1. Carne

La elección del corte de carne hace la diferencia en una milanesa de carne vacuna. Los cortes más recomendables y más sabrosos son aquellos que tienen menos nervios y por lo tanto son más tiernos: bola de lomo, peceto, nalga o cuadrada.

2. Aceite

Para freír las milanesas no hace falta que tengamos un litro de aceite mezcla o girasol en la sartén. La cantidad que utilizamos debe ser igual al grosor de la milanesa, sin cubrirla, y las prepararemos vuelta y vuelta. Además, retira el pan rallado que se suelte, de manera que no se queme y termine afectando el sabor de la milanesa.

3. Truco para milanesas al horno deliciosas

Cocinar las milanesas al horno es muy recomendable si queremos reducir el consumo de aceite. La clave en este caso es precalentar el horno a 180º, colocarlas en una asadera humedecida con una película de aceite mezcla y luego darlas vuelta una vez así se cocinan de forma regular. Puedes usar aceite de girasol para la película también.

4. La marinada perfecta

La milanesa más deliciosa tiene una marinada que le aporta sabor y no sobrecarga el plato. En proporciones, una de las versiones más pedidas consiste en mezclar 2 huevos, una cucharada de perejil picado fresco, un diente de ajo y unas gotitas de limón. Esto último para tiernizar la carne. También se puede poner sal y pimienta a gusto. El truco está en sumergir la carne en la marinada y dejarla descansar en la heladera por 30 minuto o más. Así se impregna mejor el sabor.

5. Milanesas secas, ¿cómo salvarlas?

En caso de que las milanesas te hayan quedado muy resecas, puedes añadirles unas cucharadas de salsa de tomate, un poco de queso fresco orégano. Luego, las llevas al horno y has convertido una milanesas resecas en exquisitas milanesas a la napolitana, una de las versiones más queridas por el público por su combinación de sabores.

6. Pan rallado

Además de la carne y el uso adecuado del aceite, y una marinada bien preparada, es importante escoger pan rallado de calidad. Este componente es fundamental para la textura y el sabor final del plato. Por eso, la mejor recomendación es obviar los panes rallados industriales, y acudir directamente a la panadería. Los panes rallados en panadería suelen ser más sabrosos y además, encontraremos molido más fino, que es más apropiado para conseguir milanesas con una excelente adherencia.

Estos son solamente algunos trucos pensados para conseguir milanesas de gran sabor, fáciles de preparar y con todas las alternativas para que grandes y chicos coman hasta saciarse.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here