Un vaso de vino combate el adelgazamiento óseo

Se legó a la conclusión de que un vaso diario de vino es tan bueno como los medicamentos para la protección de los huesos de las mujeres delgadas.  El consumo regular moderado de alcohol después de la menopausia ayuda a mantener la fortaleza de los huesos en la mujer.

La abstinencia de alcohol conduce a un mayor riesgo de desarrollar osteoporosis, se recomienda el consumo de uno o dos vasos de vino al día para la protección del adelgazamiento de los huesos en las mujeres mayores.

Cientos de miles de mujeres post-menopáusicas toman medicamentos llamados bisfosfonatos todos los días para combatir el adelgazamiento de los huesos. Sin embargo este simple remedio casero puede brindar un mejor resultado.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Oregón, demostraron, que las mujeres que estaban tomaban 19g de alcohol al día – cerca de dos vasos pequeños de vino – disminuyeron la caída en la pérdida volumen ososo, además mejoró el equilibrio entre el hueso viejo y el hueso nuevo.

Las cantidades moderadas de alcohol puede ser beneficioso para los huesos, pero los aumentos excesivos de alcohol  aumenta el riesgo de fracturas, así como aumentar el riesgo de caídas de volumen óseo.

El alcohol parece remediar el desequilibrio entre la disolución de hueso viejo y pobre y la producción de hueso nuevo que puede conducir a la osteoporosis en mujeres mayores; la abstinencia de alcohol conduce a un mayor riesgo de desarrollar osteoporosis porque el recambio óseo acelerado de nuevo.

La osteoporosis a menudo se denomina la “enfermedad silenciosa” ya que no existen síntomas previos a una fractura, sin embargo, una vez que una persona se ha fracturado un hueso, el riesgo de romperse otro hueso – una fractura por fragilidad – aumenta de forma espectacular.

Millones de  fracturas por fragilidad se producen cada año en todas partes del mundo, y las fracturas de cadera pueden conducir a la muerte del paciente. Los estudios avalan que el consumo moderado de alcohol se relaciona con mejoras en la densidad mineral ósea.

Llegó a la conclusión que el consumo moderado de alcohol – en especial de la cerveza y el vino – mejora la fuerza ósea en los hombres y las mujeres posmenopáusicas.

Durante el estudio se pidió a las mujeres que dejaran de beber, y su recambio óseo se paró, sin embargo, un día después de que comenzaron a beber de nuevo, su recambio óseo comenzó a reducirse de nuevo.

Un estudio reciente de Finlandia mostró que las mujeres beben más de tres bebidas alcohólicas por semana tenían significativamente mayor densidad ósea que las abstemias. Este método es novedoso, sin embargo,  el gran problema es abstenerse a solo uno o dos vasos diarios, porque el abuso de alcohol puede producir el efecto inverso.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies