Las dietas más efectivas en los últimos años

Todos los años, la búsqueda de consejos y trucos para adelgazar se repite entre amigos, consultas en el médico y redes sociales. Sin embargo, cuando analizamos cuales son las recetas más efectivas y que se vienen utilizando desde hace años para ayudar a las personas a bajar de peso, nos encontramos con 2 recomendaciones muy famosas.

Actualmente, con la obesidad convertida en una epidemia en algunos países, aparecen toda clase de alternativas milagrosas, que convencen a las personas de ofrecer con poco esfuerzo, pérdidas de peso increíbles. Esto puede causar problemas de salud, por eso cuando buscamos una dieta para seguir, hay que hacerlo a conciencia, consultando previamente a un nutricionista, y buscando referencias reales del uso de las dietas. En este post encontrarás las dos dietas más extendidas en la historia y con resultados efectivos para la pérdida y mantenimiento de un peso saludable.

Dieta mediterránea

Esta es una de las dietas tradicionales y con mayor respaldo científico. Es una dieta basada en una ingesta alta de frutas, verduras, pescado, cereales integrales, aceite de oliva y legumbres, y en cambio, la ingesta es baja en azúcares, grasas saturadas y carnes rojas. Los últimos estudios indican que, siguiendo el consumo de calorías controlado que indica la dieta, y añadiendo frutos secos, se puede reducir en un 30% el riesgo de sufrir un ictus o un infarto de miocardio.

La dieta mediterránea tiene pautas muy estrictas para aquellos que la quieren seguir, por eso hay personas que buscan adaptarla e incorporar a su rutina alimenticia parte de los conceptos de la dieta mediterránea. Si bien es una idea saludable, no se garantizan los efectos en cuanto a pérdida de peso y cuidado de la salud integral.

Las pautas principales de la dieta mediterránea incluyen:

  • Consumo de pollo o pescado dos veces a la semana.
  • Consumo total de grasas menor al 35% de la energía consumida.
  • Las grasas saturadas no pueden superar el 8%.
  • Se puede consumir hasta 1 huevo por día.
  • Diariamente hay que consumir leche, queso o yogurt.
  • La carne roja solamente debe consumirse una o dos veces a la semana.
  • Diariamente, una o dos copas de vino únicamente.

Dieta DASH

Otra dieta que lleva varios años cumpliendo el objetivo de ayudar a reducir de peso a las personas, es la denominada dieta DASH. Es muy popular en Estados Unidos y originalmente estaba pensada para detener los avances de la hipertensión en hombres y mujeres.

Es una dieta bastante reducida en cuanto a calorías (2.000 diarias), con una gran atención al consumo de frutas, verduras y cereales integrales. También se incluyen productos lácteos bajos en grasa, pollo, pescado, legumbres, frutos secos y aceites vegetales. Por el lado de los consumos a evitar, ataca las grasas saturadas y los productos lácteos con alto nivel graso. Además, el consumo de azúcar está reducido al mínimo indispensable.

También se busca evitar el consumo de sal agregada, ya que es una dieta principalmente pensada para personas que sufren de hipertensión. Se reduce y controla con un mínimo diario, eliminando así el consumo de embutidos, conservas y sopas instantáneas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here