Intolerancia a la lactosa

Hay muchas personas con el problema de la intolerancia a la lactosa, esto es debido a que dicha persona no posee o está falta de la enzima “lactasa”, impidiendo así que la lactosa de los alimentos se transforme en unidades más pequeñas (glucosa y galactosa) y produciéndose síntomas incómodos en el individuo.

Para ello, es vital conocer diferentes recetas sin lactosa y poder evitar molestias como diarréas, gases o náuseas entre otras.

Esta enfermedad es conocida también como intolerancia a productos lácteos o a la leche, por lo que ya podemos percibir que alimentos derivados de la leche pueden darnos problemas.

No obstante, puede variar tanto en diferentes personas como en diferentes momentos de la vida de una persona, me refiero aquí a la sensibilidad a la ingesta de alimentos con lactosa, pudiendo diferenciar así dos tipos de intolerancia a la lactosa:

  • Intolerancia secundaria (o transitoria y recuperable): la intolerancia suele ser provocada por un daño intestinal temporal (como por ejemplo, una gastroenteritis vírica). Es frecuente en la infancia tras una gastroenteritis aguda. La persona suele pasar esta intolerancia y recuperarse tras un período en el que disminuye la ingesta de lácteos.
  • Intolerancia primaria o genética (o progresiva y permanente): la producción de enzima lactasa va disminuyendo progresivamente con el paso del tiempo, por ello, la capacidad de diregir lactosa se va perdiendo hasta que finalmente la persona manifiesta una intolerancia a la lactosa de diferente nivel según el caso. Debe cuidarse la dieta constantemente o podrá tener los síntomas.

Ya sea un período definido, o una persona que deba cuidar la toma de lácteos indefinidamente, uno de los principales problemas en las dietas sin lactosa, es la deficiencia de calcio, por ello debemos tenerlo en cuenta y ver que tomamos otros alimentos con calcio como verduras de hojas, brócoli, salmón, espinacas, col, soja, sardinas,… además de asegurarnos la ingesta de vitamina A, C, fósforo, magnesio y potasio, los cuáles ayudan a la absorción del calcio. En su defecto, tenemos la alternativa de tomar algunos suplementos con calcio.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies