Currywurst, receta clásica alemana

0

Tener un paladar apto para probar las diferentes exquisiteces del mundo debería ser una virtud que pudieran compartir todas las personas por igual. Pero lamentablemente para algunos, no todos pueden disfrutar de los diferentes sabores que pueden ofrecer las distintas comidas de los diferentes continentes.

Esta vez te vamos a hablar de un plato típico alemán: el Currywurst. Y si te preguntásemos qué es lo primero que asocias con la comida alemana, de seguro estarías listo a responder las salchichas y la cerveza. Pues bien, te diremos que no estás errado. Y es que el Currywurst es la comida rápida por excelencia del país germano.

Sus ingredientes para dos personas, son: Una cebolla pequeña o mediana, un diente de ajo, 250 gramos de tomates naturales troceados, 5 gramos de azúcar, 25 gramos de puré de manzanas, 2 mililitros de vinagre de manzana, 5 mililitros de mostaza de Dijon, 5 gramos de curry molido, pimienta negra molida, sal y cuatro salchichas Bratwurst.

Este plato, como se imaginarán, consiste básicamente en salchichas acompañadas de patatas fritas o panecillos, junto con una típica salsa de tomate y curry.

La elaboración de este platillo resulta muy sencilla y no tomará más de 40 minutos en terminar de hacerlo, de los cuales 35 estarán destinados a la cocción y solo 5 minutos a la preparación en sí.

Lo primero que se debe hacer es picar la cebolla y el diente de ajo. Luego, calentar un poco de aceite de oliva en una sartén y dejarlo calentar por unos minutos. A continuación, añadir el tomate con sus propios jugos y una cucharada de azúcar, y dejarlo reposar por uno minutos más.

Lo que sigue es incorporar el puré y el vinagre de manzana, la mostaza y a su vez, la mezcla de curry. Todo esto lo debemos saltear y mezclar bien, a fin de que se integren los ingredientes.

Dejaremos cocinar a fuego lento esta mezcla hasta que el tomate veamos que se haya reducido y se haya puesto espeso. Luego, trituraremos con una batidora y lo devolveremos a la sartén para que se termine de reducir aún más.

Una vez tengamos lista la salsa, pasaremos a calentar un poco de aceite en una plancha o parrilla y procederemos a cocinar las salchichas a una temperatura de fuego medio, por ambos lados, tratando de lograr que no se doren en demasía.

Lo que estaría faltando es colocarle sal y azúcar a la salsa y ya está listo el platillo para servir.

Lo más común y típico para poder degustar un delicioso y bien clásico currywurst alemán, es trocear las salchichas en rodajas gruesas y servirlas así con la salsa en una pequeña bandeja a un costado.

También se pueden acompañar con patatas fritas o panecillos tiernos, y se pueden comer con tenedores desechables.

Por supuesto, una versión un poco más “saludables” es servir este plato alemán junto con una ensalada como acompañamiento, pero en este último caso, va a perder un poco ese toque tradicional que presenta esta comida si es presentada de la otra manera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here