Las mejores recetas con cereales

0

Los cereales son, por excelencia, fuente principal de energía que el organismo necesita para realizar actividades diarias, y también son fuente importante de fibra cuando se consumen enteros3. Entre los nutrimentos que contienen los cereales encontramos vitaminas, minerales, fibra e hidratos de carbono. Los cereales son por lo general bajos en grasa y aporto una alta densidad de nutrientes.

Además ayudan a la ingesta de alimentos en el desayuno ya que niños y adultos disfrutan de las distintas variedades, sabores y texturas, así como la practicidad y comodidad que brindan los cereales del desayuno. Pero además puedes disfrutarlos en muchas recetas. Hoy te traemos algunas de ellas para que puedas empezar a incorporarlos de una manera distinta.

Trufas de cereales

Ingredientes

4 cucharadas avena
4 cucharadas cereales sin azúcar
4 cucharadas granola (opcional)
2 cucharadas dulce de leche
C/N cereales sin azúcar molido/grana/coco/chocolate

Instrucciones

Moler los cereales en una licuadora o procesadora. Agregar 2 cucharadas de dulce de leche y mezclar hasta formar una pasta. Hacer bollitos medianos con la pasta anterior y pasarlos por el cereal molido/granas de colores/coco/chocolate.
Se pueden comer en el momento o bien enfriarlos un rato en heladera.

Torta salada de cereales y semillas de girasol

Ingredientes

1 taza salvado de trigo
1 taza avena en hojuelas
1/2 taza coco rallado
4 cucharadas semillas de girasol
Cucharadita polvo de hornear
1 cucharada provenzal (ajo y perejil deshidratado)
4 cucharadas aceite de oliva
2 huevos batidos
c/n Sal
c/n Agua

Instrucciones

Agregar los cereales en un bol, mezclar bien e incorporar el provenzal, el polvo de hornear, los huevos, el aceite de oliva, 1 cucharadita de sal y verter agua poco a poco, hasta que obtengas una mezcla homogénea. En un molde o budinera enharinada, verter la mezcla.
Calentamos el horno a 180°c moderado, y llévanos nuestra torta por 15 0 20 minutos. Servimos caliente o fría.

Crepes saladas de espinacas y avena

Ingredientes

Sal 1 pizca
Espinaca 100 gramos
Avena (harina) 80 gramos
Leche 250 mililitros
Huevo de gallina 1 unidad mediana

Instrucciones

Empezaremos lavando las espinacas y posteriormente las pondremos a escurrir es un colador o sobre papel de cocina para retirarles el agua.

Una vez listas, las añadiremos al vaso del procesador de alimentos junto con el resto de ingredientes, es decir, el huevo, la leche, la sal y la harina de avena. Trituraremos todo hasta que nos quede una masa ligera, homogénea y sin grumos.
Ponemos una sartén antiadherente a fuego bajo y la engrasamos con unas gotitas de aceite o mantequilla para que no se peguen las crepes. Cuando la sartén esté caliente, verteremos en ella parte de la masa. Debe ser la cantidad suficiente para cubrir el fondo de la sartén pero debe quedar una capa finita. En el momento en el que veamos que la crepe se ha cuajado por arriba, será el momento de darle la vuelta. La dejaremos cocinándose durante unos 20 o 30 segundos más. Si notáis que entre crepe y crepe la sartén comienza a pegarse, deberéis volver a engrasarla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here