Las zapatillas de running prometen una buena carrera, pero la salud también debe ser óptima

Con un buen par de zapatillas de running elegidos para disputar una maratón y una óptima preparación tanto física como mental no deberías sufrir ningún tipo de inconveniente al finalizar una dura prueba. No obstante, a veces algunos runners suelen sentir distintos tipos de sensaciones en su cuerpo antes o después de correr. (Te aconsejamos clickear en este sitio para conocer las mejores zapatillas de running)

recestas y salud

Mientras practicamos running, según explican médicos, es posible que aparezca una sensación estomacal y ganas de devolver tras ingerir bastante líquido. Sin embargo ese factor se produce por variadas razones del cuerpo.

Entre los motivos señalados por lo médicos figuran: gastroenteritis, infecciones de oído, haber comido abundantemente alimentos previamente al entrenamiento, hernia hiatal, cálculos biliares, ciertos olores, entre otros.

¿Pese a usar adecuadas zapatillas de running qué precauciones debo tomar para evitar los falencias físicas?

Especialistas sostienen como precaución, debemos estar atentos a si los vómitos se encuentran aparejados por dolor durante la hora siguiente o si lo expulsado presenta rastros de sangre. De ocurrir, eso puede responder a un tipo de trastorno digestivo que deberíamos chequear con un experto clínico y verificar si podemos entrenarnos bajo cierto exigencia.

Como solución proponen en primera instancia a los remedios naturales sugeridos son: la raíz de diente de león (tonifica y estimula el hígado), el jengibre (tomándolo con un té o masticado, reduce el ardor de estómago).

A esa lista de medicinas conocidas como “caseras” que nos daba nuestra abuela cuando nos sentíamos mal, debemos agregarle del tipo biorreguladora llamada “Nux Vómica Homaccord”. Este antídoto es es el tradicional remedio que elegimos cuando las náuseas disminuyen o cesan después de devolver el alimento en nuestro estómago.

La clave es alimentarnos bien antes de cada carrera

Luego de decidir qué zapatillas de running usar cuando decidamos realizar una carrera y un entrenamiento de rutina diaria, resulta conveniente ingerir una dosis justa de comida que al correr nos resguarde el estómago, además, de la introducción de líquido más que advertida por expertos en la materia.

Si bien es un factor que puede suceder en cualquier ámbito de nuestra vida cotidiana, los gruñidos en el estómago no escapan a que sucedan mientras corremos y responden a un proceso fisiológico normal, según Anish Sheth, quien se desempeña como jefe de gastroenterología del ‘University Medical Center de Princeton’.

“Cuando no hemos comido durante un largo periodo de tiempo, nuestros intestinos activan una función de ‘ama de llaves’ que barre los desechos sobrantes”, explica. En ese sentido, el especialista precisa que ese movimiento prepara al estómago para un barrido rápido de los intestinos y preparar al cuerpo para la próxima ingesta de comida. Así que no te asustes.

¿Las zapatillas de running garantizan que no nos salgan ampollas en los pies?

Si bien la elección de unas adecuadas zapatillas de running siempre es lo más aconsejable, esa preferencia no hace un margen y tampoco garantiza que suframos el karma de varios deportistas, como lo es que salgan ampollas mientras o después de correr.

Para evitarlas debemos cerciorarnos de que las zapatillas de running se adecue a nuestro pie, que goce de una suela preparada para soportar la distancia a realizar y tenga una buena transpiración.

Elegir medias deportivas, las cuales deben ser transpirables debido a que la capa ubicada entre la piel y la zapatilla actúa a modo de protección. Además, la prenda debe adaptarse a forma del pie sin tener la necesidad de hacer algún esfuerzo extra y también tiene que estar reforzada en las zonas tendientes a los roces.

¿Cuál es el mejor momento para ejercitarse?

Un estudio reveló que la fuerza y la flexibilidad tienen mejores resultados si son desarrollados por la tarde, debido a que los resultados arrojaron que hay más gasto de energía una vez transcurrido el mediodía.

Los científicos precisan que el ritmo circadiano provoca que la temperatura muscular se incrementa durante todo el día, desde que nos despertamos. A esto debemos sumar que el análisis demostró que si quemamos energía antes de irnos a dormir a la noche, nos confirma una buena relajación del cuerpo y nos ayuda a dormir profundamente.

¿Qué debo comer cuando termino de correr y ya no aguantamos las zapatillas de running en los pies?

Cada momento que terminamos de practicar running o cualquier otro tipo de entrenamiento que hagamos, es normal que nos agarre hambre y se transforma en el momento que nos queremos devorar todo lo comestible que figure en la heladera. Pero eso no es lo ideal debido a que estaríamos comiendo de manera desproporcionada.

Por eso, los entendidos en nutrición explican que las comidas apuntadas para saciar el vacío producido mientras corríamos para quemar grasas o ejercitarnos para nuestra próxima competencia, son aquellos productos con mucha proteína como los lácteos, huevos, carnes y aves de corral.

De ese modo, sostienen que es muy bueno consumir de 1 a 1,2 kilos de carbohidratos por kilo de peso corporal cada hora durante entre cuatro o seis horas. Y aseveran que si comemos 15 o 25 gramos de proteínas durante la primera hora después del ejercicio, desaparecerá el hambre amalgamado que nos hizo correr, esta vez, hasta el refrigerador.

En tanto, después de cada entrenamiento solemos sentir una gran pesadez en los músculos, como producto del ejercicio hecho. Ante estas eventuales falencias producidas, también explican que se vuelven muy provechoso tomar jugo de cereza o de otras frutas. Eso aliviará esas molestias mientras elongamos durante, aproximadamente, no menos de 5 minutos cada zona muscular.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.