Croquetas Frías de Garbanzos

Estamos acostumbrados a comer croquetas calentitas y recién hechas, pero seguro que nunca se nos ha ocurrido que las croquetas pueden comerse frías y ser un plato que alegre la media mañana de la familia.

Croquetas de garbanzo
Croquetas de garbanzo

Ingredientes para las croquetas frías de garbanzos

2 tazas de garbanzos cocidos

Perejil

2 Zanahorias

Media taza de pan rallado

Comino (al gusto)

Aceite de oliva

Ajonjolí tostado

Cómo hacer croquetas frías de garbanzos

Empezamos preparando estas croquetas frías calentando los garbanzos, que ya deben estar cocidos.  Podemos comprarlos en ya cocidos y ponemos al fuego durante 10 minutos, con esto será más que suficiente.

Luego los escurrimos quitando toda la “salsa” extra con la que vienen y se les hace puré. Se corta la zanahoria muy pequeña (si no nos apetece cortarlo se puede rallar) y se mezcla con el perejil picado, el pan rallado y el comino.

Si nos gusta mucho otra hierba aromática, también podemos añadirla.

Se mezcla todo, con los garbanzos y se deja enfriar.

Mientras, en una sartén con aceite, se pone a tostar el ajonjolí hasta que sintamos que va quedando crujiente pero sin quemarse. No debe perder su característico color claro.

Luego, se hace una bolita con la masa de garbanzos en forma croqueta y se “empana” con el ajonjolí.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.