5 claves para hacer churros en casa, con y sin churrera

 Los churros forman parte de la tradición gastronómica de España y Portugal, pero se han hecho tan famosos por su sabor que es posible encontrarlos en diferentes países de América Latina, Asia y Europa. ¿Siempre te preguntaste como hacer tus propios churros? ¿Cómo preparar este plato frito para deleitar a tus amigos en la merienda? Por suerte existen empresas como Inblan que fabrican churreras para facilitarnos el procedimiento, y hoy te enseñaremos 5 claves para poder usar una churrera y preparar churros en tu casa sin complicaciones.

como hacer churros

Sigue la receta al pie de la letra

Muchas veces hemos repetido que las recetas deben seguirse al pie de la letra, pero siempre hay algún aventurero que decide prescindir de uno u otro ingrediente o paso, o cantidades, para ahorrar o darle un toque diferente al plato. Con los churros, lo más probable es que cualquier cambio termine repercutiendo en la calidad final de la presentación y el sabor de los churros. Por eso, presta atención a las indicaciones y trata de seguirlas al pie de la letra.

La ayuda tecnológica es muy beneficiosa

Contar con una máquina para hacer churros te puede ayudar a ahorrar tiempo a la hora de preparar los churros. Además, están diseñadas para que la forma del pastel sea siempre perfecta, pero aquellos que prefieren el estilo manual siempre pueden intentarlo. Lo que te garantizas con una buena churrera es que la forma tan peculiar de los churros siempre saldrá perfecta.

El aceite en cantidades suficientes es indispensable

Para que los churros queden bien, no hay que escatimar en aceite. Si es un aceite de oliva de buena calidad, que además es más beneficioso para nuestra salud, mejor todavía. Los churros tienen que estar nadando en aceite, así que es recomendable al menos dos pulgadas de aceite para que los churros no se deformen y conserven su forma y sabor.

La temperatura es clave para una buena cocción

La temperatura del aceite es otro de los secretos a controlar para una buena cocción de los churros. El objetivo es que queden dorados pero que no se arrebaten. Tampoco podemos ponerlos en un aceite frío porque terminarán crudos o blandos. Lo mejor es calentar a temperatura media-alta, y una vez caliente, bajarlo a media-baja para que se vayan friendo. No dejes los churros más de 3 minutos en el aceite, ese es un tiempo estimado para que se cocinen y se doren bien.

Antes del azúcar y el relleno, dejar enfriar

Sea que vayas a rellenar los churros con dulce de leche o alguna otra crema, o simplemente espolvorearlos con azúcar, espera a que se enfríen un poco. De lo contrario el azúcar se derrite parcialmente y le resta elegancia a la presentación. Dejarlos enfriar un poco ayuda a que se puedan comer mejor y con una buena capa de azúcar alrededor.

Estos son solamente algunos de los trucos para cocinar tus churros y deleitar a tus amigos con un postre sabroso y muy tradicional. Recuerda, no es fundamental tener una churrera, pero te ayudará a que la presentación sea mucho más elegante. No olvides prestarle atención al aceite y compartir tus churros con tus amigos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.