Pollo frito con salsa de mantequilla

 

Pollo-a-la-mantequilla
El pollo, al igual que el pavo, es rica en un aminoácido llamado triptófano, que le da esa sensación reconfortante después de consumir un gran tazón de sopa de pollo. De hecho, si se siente deprimido, comer un poco de pollo aumentará los niveles de serotonina en el cerebro, mejorando nuestro estado de ánimo.

 

Una receta que te sorprenderá por la cremosidad que le ofrece la mantequilla y como se va incorporando a cualquier plato.

El pollo frito con mantequilla es uno de los platos favoritos para combinar con ensaladas o arroz.

Si lo que te gusta es la textura del pollo crujiente, entonces debes probar este pollo a la mantequilla.

Ingredientes del pollo frito a la mantequilla

50 gramos de Mantequilla

3 pechugas de pollo

1/2 taza de harina

1/2 taza de pan molido

1 cucharada de pimentón

2 huevos

400 mililitros de leche evaporada

1/2 taza de cebollín fresco

1 cucharadita de azúcar

Aceite cantidad necesaria

Sal al gusto

Pimienta al gusto

receta-aves-pechuga-pollo-mantequilla-limon-613x342
Muchos de nosotros nos vemos afectados por que los labios se nos agrietan, nos salen llagas en la lengua o, que simplemente, la piel se nos seca demasiado. Sin embargo, el pollo es extremadamente rico en la riboflavina (vitamina B2 o), que se encuentra en el hígado de pollo, que nos permitirá reducir drásticamente los problemas de la piel y reparar la piel seca o dañada.

Como se hace esta rica receta

Para comenzar, debes poner en un tazón la harina y el pan molido junto al curry y un poco de pimentón.

En otra taza aparte, poner  los huevos con una pizca de sal y ates todo muy bien.

Debes secar las pechugas con una servilleta de papel y después poner las servilletas en huevo. Una vez que estén cubiertas, las pasas por pan rallado. Un buen truco es usar una mano para pasarlas por el huevo y la otra mano para empanizar el pollo, ya que si no puedes hacer que el huevo se llene de bolitas de pan rallado con huevo y termines gastando más de lo que realmente necesitas.

Después, pasa a calentar un poco de aceite en una olla y coloca las pechugas de pollo sobre él. Deja que se cocinen hasta que comiencen a tener un color dorado. Puedes meterlas en el horno con un poco de aceite  a 180 grados al menos por 10 minutos.  Después, coloca las pechugas de pollo sobre una servilleta y dejar que el papel absorba todo el exceso de aceite.

Deja que la mantequilla se caliente en un sartén y añádele un poco de cebollín picado.

A continuación, agrega la leche evaporada y deja que se caliente a fuego lento para conseguir que la salsa se espese. Agrégale sal y pimienta y remueve.

Una vez que esté lista, corta la pechuga en rebanadas y ponles salsa por encima. Debes servirla muy caliente acompañado de ensaladas o papas.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies